7 de abril de 2011

Michael debe ser recordado por ser uno de los seres humanos más desinteresados y positivos que jamás haya existido

Entrevista con Jonathan Moffett, baterista MJ.
Por Valmai Owens.

Quiero que el mundo le recuerde…

Ha realizado giras, tocado y grabado con algunos de los mejores artistas de nuestra época. Él es un músico, compositor y productor con una carrera de 32 años. Su potente batería y técnica única le ha ganado el respeto y reconocimiento en todo el mundo, pero en el fondo es humilde, cariñoso y espiritual, con un divertido y cálido sentido del humor. Él es Jonathan Moffett, y tuve el placer de hablar con él recientemente en una entrevista exclusiva en profundidad sobre su carrera, y su relación profesional y personal con Michael Jackson.

Valmai: Jonathan, usted hizo su primera gira importante con la familia Jackson en 1979, y nuevamente en 1981, pero la más grande fue el Victory Tour en 1984. ¿Cómo fue esta experiencia para usted personalmente?
Jonathan: Fue absolutamente magnífica, porque hasta ese momento no habían habido giras de esa magnitud. Ellos estaban tratando de hacer algo sin precedentes en la música y los conciertos. Fue la gira más grande que se había hecho jamás. Fue absolutamente increíble, el tamaño de la puesta en escena, de la producción. Había criaturas teatrales, era como en Broadway. La inauguración del show fue una mezcla entre rock and roll, música pop y R & B. Tenían un vídeo enfrente del espectáculo, había toda clase de cosas. Unieron diferentes elementos en una escala masiva porque fue de las pocas veces que unos artistas actúan en grandes estadios, por lo que cada show fue en un gran estadio. El espectáculo era enorme, en realidad demasiado grande. No pudimos llevarlo a Europa por el mismo precio. Era demasiado caro para llevarlo a Europa o a cualquier lugar en el extranjero, a causa de la magnitud del espectáculo, que era demasiado grande. Era demasiado caro. No habríamos ganado ningún dinero. Por lo tanto, era muy excitante hacer algo en una escala que no se había hecho antes, para hacer historia haciendo esa gira. Fue muy emocionante, y había una gran cantidad de elementos en la misma. El espectáculo fue realmente grande. Se promocionaron nuevos álbumes, Thriller, Off the Wall, y los tres grandes álbumes de The Jackson, así que en esa gira promovimos tres álbumes todos ellos de música genial. Fue realmente maravilloso.

Valmai: Sí, desearía haber tenido la oportunidad de verla. Me hubiera gustado.
Jonathan: Bueno, están hablando de sacarla en vídeo, en DVD, ahora. He oído un rumor, de que van a sacar uno, y también de HIStory Tour, que es el último que hizo Michael en el '96-'97. Fue un espectáculo increíble! Valmai: ¿Puede decirnos su momento más memorable en el escenario durante un concierto, un momento que destacar de entre todos los demás? Jonathan:Cada vez que veía bailar a Michael me deslumbraba con algo que nunca le había visto hacer antes, y yo siempre pensé que le había visto hacerlo todo. Yo le miraba, no apartaba la mirada de él y él hacía una vuelta más larga de lo que pensaba que era posible. Hacía el moonwalk más rápida y fluidamente a veces que en cualquier otro momento que le hubiera visto antes o era como una máquina, como Terminator, como una especie de ser humano irreal o un robot, ¿sabes? Lo he visto hacer cosas increíbles, deslumbrantes.

Valmai: Jonathan, me gustaría hacerle algunas preguntas acerca de Michael ahora. Usted trabajó con él durante muchos años después de que se convirtió en un artista en solitario. ¿Cómo fue ir de gira con él? ¿ Hay alguna experiencia que pueda compartir tal vez, que fuera divertida o conmovedora o que destaque por encima del resto?
Jonathan: Tengo que decir que trabajar con Michael fue increíble, absolutamente increíble! No me excedo en decir esto porque era un genio, y mucho más que un genio muchas veces. Michael era un verdadero genio. Sus dones y su talento, su baile y su música sólo indican que era un genio, ¿sabe? Todo el mundo, en cualquier lugar de la tierra, estaba enamorado de él. Su sonido y sus movimientos, su imagen, su naturaleza, es decir, era verdaderamente talentoso y afortunado. Trabajar con él, observando y aprendiendo de él, de un genio, eleva tus habilidades, tu visión, tu punto de vista, tus capacidades y posibilidades. Fue genial para mí tener la oportunidad de trabajar con Michael. He aprendido muchísimo de él; trabajar con él acerca de cómo hacer las cosas bien, en la perfección, en lo minucioso, en la dinámica y en ser más grande que la vida. Ese fue un término que siempre le gustó utilizar, "Tiene que ser más grande que la vida, y dar una impresión en la gente que nunca lo olviden por el resto de sus vidas." Por lo tanto trabajar con Michael fue fenomenal. Verlo bailar en cada concierto era para mí como ir en busca de un nuevo planeta, una nueva galaxia y un descubrimiento porque cada vez que crees que conoces todos sus movimientos, como he mencionado antes, hace algo que te deslumbra. Y estoy allí, se supone que debo estar trabajando, pero estoy allí gritando y gritando, "Vamos Michael!" Soy como el fan en el otro lado del escenario, pero era tan sorprendente cuando hacía algo tan total y absolutamente impresionante. Todas las noches esperaba algo así. Y su voz era tan notable, emocional y apasionada, mucho más que la de la mayoría de la gente. Hay muy pocos cantantes que tengan esa gran pasión y emoción, Stevie es uno de ellos, pero hay una muy limitada cantidad de artistas que puede provocar tanta emoción. Eso, junto con la danza, las imágenes y su visión que pone en el concierto, es simplemente incomparable. Y la tecnología en sus espectáculos, su visión y la creatividad como se ve en This Is It , cómo organizar un espectáculo y cómo hacer las cosas más allá de la realidad, por así decirlo, Michael lo hacía. Aprendí mucho de él y trabajar con él fue uno de los mayores tesoros. Fue una de las mejores experiencias de mi vida y mi carrera, trabajar con él fue absolutamente lo mejor del mundo. Era simplemente increíble.
He aprendido mucho sobre cómo crear un show, espectáculos, teatro y esas cosas. Uno de los momentos especiales se puede encontrar en un DVD. Creo que está en Youtube. Estábamos en Alemania filmando una transmisión en vivo, y en mitad del espectáculo él hablaba un poco en medio del escenario entre canción y canción. Un pequeño insecto entra en escena. Está en el suelo y él lo ve. Se queda tan preocupado por este pequeño insecto y dice: "Esperen, esperen, esperen, hay un insecto en el escenario." Y la gente se echó a reír. Él dijo, "Seguridad, seguridad ... Ven a coger al insecto." Entonces la gente empezó a reírse más y más, pero él no dejaba que el show continuara porque temía que iba a pisar al bicho. Y la gente empezó a aplaudir, porque tuviera ese tipo de preocupación. Algo tan simple como eso, tan cariñoso y emocional, como fue ese gran momento, y es un vistazo a su vida en cuanto a quién era él. Detuvo una gran producción, para proteger a este pequeño insecto para que no se lastimara con los bailarines actuando por todo el escenario. Así que fue un momento muy especial, creo, algo tan simple como eso, pero muy diligente preocupándose tanto por una vida tan pequeña, fue muy especial. Eso fue una cosa que se quedó en mente como parte del espectáculo.
Su actuación habla por sí misma, pero fuera de la actuación, muestra el ser humano que era.

Valmai: Sí, y he visto ese video, lo he visto en Youtube.
Jonathan: Sí, fue un momento mágico.

Valmai: Oh, sí, mucho!. Jonathan, ¿siente que Michael le ayudó a convertirse en un mejor músico? Jonathan: Por supuesto, sí, absolutamente! Trabajar con él y observando desde atrás, hacía que tuviera el mejor asiento de la casa. Observando desde atrás la grandeza y la magnitud de la actuación, se ve cómo ofrece dinámismo y entusiasmo en su actuación, se aprende mucho en el proceso de crear un espectáculo . Al igual que en This Is It , todo el mundo pudo ver cómo lo creó, y he estado detrás del escenario durante treinta años observando y aprendiendo de él. Así que ahora tengo una gran confianza cuando hago mis shows. Estoy haciendo tributos a Michael ahora y la gente realmente lo disfruta. Se sienten como si fuera un “espectáculo de Michael". Es la actuación de un solo hombre, solo yo, las diapositivas, la voz, la música de su gira y canciones. Hay una gran cantidad de comentarios que sentían como si fuera un "espectáculo de Michael." No era una gran producción. Era sólo mi batería gigante y yo, y actúo como cuando estábamos de gira, como si fuera un concierto con Michael. Eso y aprender a poner la diapositiva adecuada en el momento adecuado, y haber trabajado con Michael, hace que el espectáculo funcione. Si yo tuviera el presupuesto que Michael tenía, creo que podría continuar con el legado, la tradición y la clase que Michael tenía porque aprendí mucho de él, viendo cómo lo hacía y estando cerca de él.

Valmai: Michael era un maestro en la sincronización de sus bailarines y músicos, creando una armonía perfecta y sin fisuras. ¿Puede darnos una idea de su genio creativo? ¿Hay alguna historia que podría contarnos que no se conozca todavía?
Jonathan: Bueno, esa pregunta es un testimonio y una demostración de lo mucho que él conocía su música. Dirigir a todo el mundo, darse cuenta de cuando alguien se pierde en una nota, una sola nota en un acorde, él lo sabía. Él señalaba, "Algo está mal con ese acorde. ¿Qué pasa con ese acorde? Hay una nota que falta. "Entonces tarareaba la nota; cantaba en voz alta," daaaaaaaaa "..." ¿Dónde está esa nota? Esta nota se supone que debía estar allí. "Lo he visto una y otra vez hacer eso. Lo mismo con las partes de guitarra. Él lo describía, él lo sabía, lo sabía todo. Cuando no teníamos percusiones, teníamos las partes de percusión que queríamos tocar en el ordenador, y si un cierto ritmo o patrón, (teníamos tantos ritmos y patrones superpuestos entre sí) si algún elemento no estaba allí, él lo sentía. Lo sentía todo, y sus emociones le decían que había algo que faltaba. Él pensaba en esto y sabía exactamente qué parte faltaba, qué ritmo no estaba e impedía a la máquina funcionar sin problemas. Es como un motor. Si una de las válvulas tartamudea, balbucea, ¿sabe?, él podía sentir que no estaba funcionando suavemente. Michael conocía toda su música así, y sabía cuándo todas las válvulas funcionaban a tiempo y marchaban correctamente y al punto adecuado, Michael sabía cuándo estaba bien porque lo sentía emocionalmente. Él sabía cómo se creaba la música. Así que creo que era notable y eso responde a esa pregunta. Su banda era tan fuerte porque sabía cuándo faltaba algo. Todos hacíamos los deberes y aprendíamos, se supone que debíamos llevarlo aprendido al llegar a los ensayos. Para eso nos pagan, y me aseguraba, por eso yo le gustaba a Michael porque lo hacía sin excusas. Él confiaba totalmente en mí porque tengo la misma mentalidad. Tenía que ser perfecto, tenía que estar bien, tiene que ser lo que el artista quiere, porque para eso me paga. Nunca tuvo que comprobar si lo hacía lo suficientemente bien como para poder conseguir hacer el mejor show para él. Tenía que hacer mi mejor show simplemente para que él pudiera hacer su mejor espectáculo.
Él contaba conmigo, y todo el show contaba conmigo. ¿Cómo les iba a decepcionar? No puedo. Esa es mi mentalidad, no hay otra manera. Así que él confiaba en que todo el mundo era así, y por eso te contrataba, contrataba a las personas que son capaces de entregar eso. Si estás con él en el escenario o en los ensayos, es porque confía en que estás en el mismo nivel de atención y concentración y con el deseo de dar lo mejor. Ahora, a veces algunas personas se quedan cortos, ya sabes, son un poco perezosos o no aprenden nada bien o no actúan bien, como en la película, con el teclista. Era el director musical y Michael tuvo que enseñarle de nuevo. Así que a veces eso sucede por desgracia, pero la mayor parte de nosotros llega y hace lo que se supone que debemos hacer. Michael lo refina. Él es el jefe de cocina y pone más condimento aquí y allá, "Cambiar esto y cambiar eso. Toca esto con un poco más de actitud aquí." Él lo refina y mezcla todos los ingredientes. Es una receta, y se asegura de que es un buen plato para servir al público para que disfruten de la comida musical.

Valmai: Pero yo creo que era parte de su genio. Michael parecía saber todo acerca de todos los elementos de la música. Y como usted ha dicho, él lo sentía en su interior. Creo que eso es lo que lo distingue de muchos otros artistas.
Jonathan: Todo es emoción, todo es emoción y sentimientos. ¿Sabe?, ver las cosas con las emociones es como tener una visión diferente, una visión emocional. Yo soy así y por eso lo entiendo. Soy exactamente de esa manera. Podía trabajar con él con facilidad y era fácil para mí. Él y yo estábamos cortados por el mismo patrón. Él y yo lo sabíamos, así que, ya sabe, yo pensaba que había magia entre nosotros. Era algo que él sentía y por eso quería que yo estuviera allí. Me siento afortunado y bendecido por haber sido capaz de funcionar en ese nivel y por complacer a alguien como él. Me importa complacer a la persona y hacer que quieran que vuelva, y que me volviera a llamar en la segunda gira fue más importante que lo hiciera en la primera. La primera vez estas tratando de probarte a ti mismo. En la segunda estas demostrando que te has probado a ti mismo y que les gustas. Por lo que significa más que la primera vez que trabajo con alguien.

Valmai: Y usted fue muy, muy afortunado. Realmente lo fue.
Jonathan: Lo sé, lo sé. No lo doy por sentado. Yo siempre lo aprecio y estoy muy agradecido.

Valmai: Jonathan, la gente habla de una energía en torno a Michael, una luz. ¿Alguna vez sintió eso?
Jonathan: Todo el tiempo, cada vez que estaba cerca de él. Por eso sabes que estás en presencia de alguien grande. Por eso sabes que estás en presencia de alguien especial. Sólo cuenta el número de fans y de gente y la multitud que le aman en todo el mundo. Él es un hombre amado, CNN dijo que más de mil millones de personas lloraron a Michael desde todas las áreas remotas del mundo, de cualquier lugar conocido. ¿Qué otro ser humano puede provocar tanta simpatía y tanto dolor por su pérdida?. Michael tenía algo especial, un resplandor, y cuando estabas en su presencia cambiaba por completo la atmósfera en la habitación. La gente decía, "Michael va a venir," y todo el mundo se ponía nervioso. Tan pronto como le veías, incluso sabiendo que iba a venir, sentías algo, como un cosquilleo. Sólo con verle entrar por la puerta, era como si todas las moléculas en el aire se detuvieran y pudieras atraparlas con los dedos; cogerlas. Era como si pudieras ver la menor mota, podías ver las moléculas del aire cuando Michael entraba en la habitación. Él las cambiaba, la estructura molecular del aire. Y esa es la ecuación de lo que sucedía cuando Michael entraba, y todo el mundo en la sala lo sabía y lo sentía así. A partir de ese momento, sus actitudes y personalidades cambiaban. Ellos avivaban su atención, pero siempre decían, "Hay algo en él. Cuando él entra me pongo nervioso. Siento algo! "Y escuchaba esto una y otra vez y me decía:" Lo sé, lo sé. Lo he estado sintiendo desde hace treinta años. "
Y era tan encantador, simplemente con su imagen. Todo el mundo irradia desde una frecuencia diferente, y creo que Michael tenía el mayor nivel de energía y sin ser de otro mundo. Su talento y la humanidad de su espíritu fueron tan poderosos, tan grandes y profundos. Era un ser humano diferente para la mayoría de nosotros, para todos nosotros. Afectó a todo el mundo que estuvo a su alrededor, desde los líderes del mundo hasta gente normal, desde niños hasta adultos y mayores. Cada persona que ha estado a su alrededor, dice que sentía algo. Y por eso la gente llora. Todos absolutamente lloran. Me sentaba en el escenario y veía pasar a las personas, igual que en la época medieval, cuando la gente murió de la peste. Se veía levantar los cuerpos, los brazos colgando y las piernas, las cabezas balanceándose, y había como un mar de gente con sus brazos hacia arriba pasando cuerpos al frente, hasta la puerta. Había una línea de vehículos de emergencia ... cinco, diez de ellos en fila. Había camillas y salidas de emergencia allá. Uno por uno, la gente los pasaban hacia adelante, a veces una multitud de cuerpos moviéndose a través de la multitud que pasa al rescate de otra gente. Ellos les daban sales aromáticas y trataban de hacerles revivir. Algunas personas se desmayaban totalmente, inconscientes, sabe, como totalmente sin vida, y eso sólo por estar en ese estadio con Michael. No tenía más remedio que sentarme allí a ver y maravillarme ante ello. Era la cosa más poderosa de ver, y eso sólo por un hombre en medio del escenario. Incluso los hombres se desmayaban; las mujeres y los hombres.
Eso es un poder y Michael lo sabía. Sabía que estaba dotado de algo especial, un propósito, unir al mundo y unir a la gente.

Valmai: En la película This Is It , usted habla de Michael como un don de Dios, enviado para enseñarnos a amar, cómo amar y cómo ser. ¿Qué aprendió de él que recuerde ahora todos los días?
Jonathan: Que cada cuerpo es un ser humano. Más allá de clasificaciones y categorías, somos una raza humana. Michael trató a todos por igual sin importar la raza, la religión o el credo. Usted podía verlo por todo el mundo en la televisión, con todas las naciones, todas las personas, amigos, enemigos, con los enemigos igual, él era siempre el mismo. No detuvo su amor por la gente o por los niños en particular. Él amaba a los niños y les visitaba en los hospitales. Y estos son algunos de los niños que crecerían y decidirían atacar a Estados Unidos, o a quien sea. Michael no veía eso. Él veía al niño, al ser humano, la bendición de la vida por Dios. Él les regalaba dinero e incluso podía pagar un riñón a la misma gente que quería sacarle su dinero duramente ganado, y él ni siquiera pensaba nada al respecto. Costara lo que costase, comprando aparatos para los hospitales de todo el mundo, la gente se ha beneficiado del regalo de la vida que ha sido Michael, de las máquinas que mantienen estas personas con vida en los hospitales. El riñón para un niño, los trasplantes que Michael pagó de su propio bolsillo y sin pedir nada a cambio, la mayoría de la gente no sabía de él hasta después de su muerte o sobre todo lo que hizo.
Él no quería publicidad. Eso no estaba en los periódicos. Ese era uno de sus criterios, que nadie lo sepa. Él no quería publicidad porque lo hacía de corazón. La gente dice que Michael estaba en la ruina y debía 300-400 millones, pero ahora se ha sabido que Michael fue uno de los más grandes, si no el mayor filántropo que ha vivido, y que había regalado algo más de 300 millones de dólares de su propio dinero. Si había dado esos 300 millones de dólares, supongo que no estaría en la ruina, no? No, lo dudo.

Valmai: No, no lo estaría.
Jonathan: Es la misma cantidad que dicen que debía. Con toda su bondad y generosidad y amor por la gente que ni siquiera conocía y que en realidad no le conocían, él entregó su ayuda, y, por supuesto, tenía problemas de dinero… Yo soy así, me criaron de esa manera. Veo la transparencia, la gente puede tener también una piel por la que se puede ver a través, porque veo el corazón, el espíritu. Esa es otra manera en la que Michael y yo también nos parecíamos. Reconocíamos las mismas cosas el uno en el otro. A los dos nos encantan los niños. Era lo más cerca que podíamos estar de Dios, especialmente con un recién nacido. Eso es lo más cerca que se puede estar para ver a Dios y estar con Dios. Así que Michael era de la misma manera, nos parecíamos en eso. Lo sabíamos, sin siquiera hablar de ello. Lo sabíamos como mentes que se reconocen unas a otras sin siquiera decir una palabra. Una de las cosas que aprendí es que estoy haciendo lo correcto. Estoy viviendo de la manera correcta siendo abierto de espíritu. Michael ha demostrado que eso funciona, que puede funcionar y puede marcar una diferencia. Puede unir a una multitud de gente, porque él lo hizo. Lo demostró desinteresadamente. Así que aprendí que es posible porque Michael lo demostró.

Valmai: ¿Crees que Michael utilizó su música como una manera de extender su mensaje?
Jonathan: Por supuesto. Es evidente en su música y canciones, muchas de sus canciones. Quiero decir, él hizo alguna música para bailar también, pero mucha de su música importante lo es por el mensaje en ella, y la gente lo aprecia de tal manera que no sentían como si les estuvieran predicando. Ellos lo querían oír, la música sobre la preocupación, sobre el amor y la unión. Muchas veces las personas rehuimos ese tipo de música porque sentimos que nos están echando un sermón, como si estuviéramos en la iglesia. No queremos escuchar eso. Michael lo hacía de tal modo, tan natural, que la gente quería escucharle y le encantaba escucharlo. No sonaba como un sermón o predicación. Ellos tenían curiosidad y querían llegar a ser eso, querían ver la visión que les ponía por delante.
Él era un profeta a su manera, sabe, en su música, un profeta de hoy en día. Como dije, fue enviado por Dios para iluminar, al igual que los profetas de tiempos antiguos. Mucha gente no lo reconoce porque es diferente, y porque es un artista, y fue enviado en esa forma, como un artista, por lo que mucha gente pasa por alto la profecía que él estaba enseñando. Sus enseñanzas de amor y preocupación, se le puede escuchar sobre su preocupación en "Earth Song", y otras canciones en las que él predicaba su preocupación por el planeta y por la gente, por la humanidad, por los demás. Creo que es un ser humano maravilloso. Creo que es una lección para todo el mundo para aprender y el modelo a seguir en esa luz, la luz de la preocupación y el cuidado de los unos a los otros. Seguro que sería un mundo mejor si todo el mundo lo hiciera.

Valmai: Lo sé, lo sería, ¿verdad? Por eso creo que es tan importante continuar con el legado que nos dejó.
Jonathan: ¡Exactamente! Estoy de acuerdo.

Valmai: ¿Qué le gustaría que una generación 100 años más adelante conociera sobre Michael? Jonathan: Que era un hombre de poder, de poder positivo que unió a la gente en la época en que vivió. Él unió a la gente de todas las clases sociales, todas las nacionalidades y como he dicho, amigos y enemigos por igual. Él curaba con su espíritu porque sanó a un montón de gente con su música y con su espíritu. Estando en su presencia durante su visita a los hospitales, los niños se sanaban milagrosamente, me decían. Michael debe ser recordado por ser uno de los seres humanos más desinteresados y positivos que jamás haya existido. Lo que pasa es que además fue un cantante y bailarín también.



El credito de la  traducción lo desconozco pero igual me tome el atrevimiento de compartirlo aqui en el blog.


2 comentarios:

Manoli dijo...

gracias por este maravilloso blog donde estoy conociendo realmente al ser humano ,al hombre,a Michael,te felicito por tu gran trabajo.

Blogger dijo...

Ever wanted to get free Twitter Re-tweets?
Did you know you can get them AUTOMATICALLY AND ABSOLUTELY FOR FREE by registering on Like 4 Like?

"¿Por qué no le dices a la gente que soy un estraterrestre de Marte. Diles que me alimento de gallinas vivas y que a madianoche hago una danza vudú. Van a creer cualquier cosa que les digas porque eres "periodista". Pero si yo Michael Jackson dijera `Soy un marciano, como gallinas vivas y hago una danza vudú todas las noches´, la gente diría `Oh vaya, ese Michael Jackson está "chiflado". Se ha vuelto completamente loco. No puedes creer una maldita palabra que salga de su boca"
....MJ a JRT, Sep 1995.