9 de noviembre de 2011

Soy la bestia que visualizas? El Abuso Cultural hacia Michael Jackson

Man In The Music es el libro de Joe Voguel sobre el trabajo musical de MJ.


Hemos oído lo dicho una y otra vez en las últimas semanas: no es Michael Jackson quien está siendo juzgado, es el Dr. Conrad Murray. Pero, por supuesto, sabemos la realidad. Esto es "El juicio de la muerte de Michael Jackson." Él es, como siempre, el evento principal, el espectáculo tentador. Se trata de Michael Jackson, que está bajo el microscopio que curiosiamos, una vez más, a través de su casa, su historial médico, su cuerpo. Y mientras el público en general es mucho más simpático ahora que Jackson ha fallecido, sigue siendo objeto sin fin de escrutinio y juicio.

¿Algo de todo esto importa ahora que el hombre no puede sentir el abuso? Deberia siquiera importarle a la persona promedio si una "celebridad" como Jackson es tratada con crueldad o indiferencia? Proyectos como el de Voices, cuyo "Words and Violence - Palabras y Violencia", serie pone de relieve la trayectoria preocupante de nuestro discurso social, dice que sí. Las palabras importan. No importa el objetivo. Las palabras, como hemos visto con la reciente atención en aquellos jóvenes que acosan,  intimidan y llevan al suicidio, pueden llevar a extremos devastadoramente trágicos.

También puede ser utilizada para inspirar y sanar.

Michael Jackson lo sabía. En 1988, se hizo amigo de las víctima del SIDA, Ryan White, un joven expulsado de su escuela en Kokomo, Indiana, por incesante agresiones verbales y amenazas de violencia. White dijo sobre Jackson, que le hizo sentirse normal. "[Michael] no importa la raza que eran, qué color eran, cual era su discapacidad, cuál era su enfermedad", recordó la madre de Ryan White, Jeanne. "[Él] simplemente amaba a todos los niños."


Michael Jackson con Ryan White

White es uno de los miles de "extraños" al que Jackson se acercó, se hizo amigo y trató con amabilidad. Se identificó con ellos. Comprendía su dolor y soledad. Sentía empatía por su lucha por vivir en un mundo que se negaba a aceptarlos por lo que eran, ya sea por enfermedad, apariencia física, raza, orientación sexual o cualquier otra razón.

Incluso cuando era niño, Jackson tenía esta sensibilidad. Escucha la canción "Ben". Hay dolor genuino y compasión en la entrega de Jackson ("They don’t see you as I do/ I wish they would try to-Ellos no lo ven como yo / Me gustaría que trataran"). La canción puede ser vista como una de las primeras declaraciones artísticas de Jackson en nombre de los marginados e incomprendidos. Muchas más vendrian

El papel desconocido de Jackson pudo haber comenzado en la infancia (ya que nunca hubo un momento en que Jackson se sintiera "normal" y nunca una vez que se percibiera como tal). Sin embargo, la intensidad y la hostilidad provocada por la diferencia creció con el tiempo. En el ensayo 1996, de David Yuan, "The Celebrity Freak:  Michael Jackson's Grotesque Glory", argumentó que Michael Jackson era la definición de "freak" de nuestra época. Ninguna otra figura pública en el mundo ha evocado el mismo nivel de ridículo, escrutinio y  hiper-interrogacion. Ya en 1985, Jackson estaba siendo llamado "Wacko Jacko" por la prensa sensacionalista, un término que él despreciaba. En la prensa, fue descrito con frecuencia como "extraño", "raro" y "excéntrico". De hecho, era muy poco lo que dijo o hizo a partir de mediados de la década de 1980 hacia adelante que no se describiera en estos términos por los medios de comunicación.

Jackson fue objeto de burla sin cesar por su trastorno de piel, vitiligo, que la mayoría de la gente no creía que era real hasta que se confirmó definitivamente en su autopsia. Se burlaron de él por su amor a los animales, por su amor por los niños, por su amor por el planeta. Se burlaron de él por sus matrimonios, de sus tres hijos, de su casa de Neverland. Se burlaron de él por su sexualidad, su voz y su comportamiento infantil. Incluso no se pudieron resistir en hacer revisiones en su música para llenar la mayor parte del espacio con la pseudo-psicoanálisis y los ataques personales. ¿Puede haber alguna duda de que este tratamiento por los medios de comunicación y la cultura en general fue abusivo?

Ciertamente, la víctima de estos ataques deshumanizante lo sintió de esa manera. Escuchen la letra de sus canciones. En "Tabloid Junkie", describe los medios de comunicación como "parásitos" chupandole la vida, mientras que drogaban/distraian al público en general con una dosis constante de sensacionalismo. En "Stranger in Moscow" es un artista en el exilio, agotado y escupido por su país natal. "Yo estaba deambulando bajo la lluvia", canta el papel de vagabundo solitario, "La máscara de la vida / Sintiendome loco".

En "Scream" está tan cansado de ser intimidado, suplica: "Oh hermano, por favor tenga piedad porque no puedo soportarlo." La canción, sin embargo, también sirve como un vehículo de fuerza y ​​determinación ("Pateame / Tengo que levantarme "). Michael y su hermana Janet entregan un contragolpe feroz a un sistema que con razón ven como corrupto e injusto. "Estás vendiendo las almas ", Janet canta en un verso, "pero me preocupo por la mía." Es una canción desafiante sobre enfrentarse a la crueldad, incluso cuando el dolor y la indignación es tan profundo que sólo puede ser expresado en un grito.

En numerosas canciones, Jackson usa su música como un llamamiento a aquellos que han sido maltratados. En "They don`t care about us", es testigo de los desposeídos y humillados. "Dígame qué ha sido de mis derechos", canta: "Yo soy invisible para que me ignores?". En "Little Susie" llama la atención sobre la difícil situación de los marginados y abandonados, contando la historia de una joven cuyos dones pasan desapercibidos hasta que es encontrada muerta en la parte inferior de las escaleras de su casa ("levantar con cuidado", Jackson canta: "Oh, la sangre en su pelo"), "Earth Song" ofrece un lamento épico en nombre del planeta y sus habitantes más vulnerables (representado por los gritos apasionados del coro, "Qué hay de nosotros!?"). A travez de esas (así como a travez de su vida y persona), Jackson se convirtió en una especie de representante mundial de los "Otros".

Los medios de comunicación, sin embargo, nunca, tuvieron mucho que ver en lo que se refiere al otro Jackson, así como tenían poca consideración por los «otros» que él habló en sus canciones. Por el contrario, se encontraron con una narrativa que era simple y rentable de Jackson-como excéntrico "freak" y se quedaron atascados en eso durante casi tres décadas, poco a poco subiendo la apuesta.

Tal vez la respuesta más convincente de Jackson a la percepción pública dio como resultado en la presentación gotica del trío de canciones: "Ghosts", "It is scary", y "Threatened" Es aquí donde Jackson es un espejo a la sociedad que le desprecia y le pregunta que vea su propio reflejo grotesco, él exige "Es esto atemorizante para ti!?". Las canciones y sus representaciones visuales que acompañan, no sólo son profundamente conscientes de sí mismo, demuestran una comprensión sutil de las fuerzas de tóxicos que lo rodean y lo acechan.



En el cortometraje, Ghosts, el alcalde de Valle Normal (una cifra conservadora de autoridad inspirada, en parte, por Santa Bárbara, sobre el fiscal de distrito, Tom Sneddon) insulta al carácter de Jackson como: "niño Freaky! Loco! Monstruo de circo." Curiosamente, es el propio Jackson (disfrazado como el alcalde) que ofrece estas palabras, y uno puede sentir la forma en que se han internalizado. Son calumnias destinada a señalar, marginar y humillar (que fue en última instancia el proposito de la caza de brujas de 1993 y 2005). Para el alcalde, la presencia de Jackson en la comunidad es intolerable. No es que Jackson haya hecho algún daño, es simplemente porque es diferente y esta diferencia es una amenaza.

En tales expresiones artísticas, Jackson reconoce claramente lo que se está haciendo a él. Él se define por fuerzas externas. Él es un fantasma que han construido en sus propias mentes. Como canta en "It is scary", "Si quieres ver raras excéntricidades seré grotesco ante sus ojos." Será grotesco, en otras palabras, porque eso es lo que el público "quiere ver." Es la forma en que han sido condicionados para ver. Más tarde, en la canción, anticipa las reacciones de su audiencia, preguntando: "¿Te estoy diviertiendo / O te estoy confundiendo / Soy la bestia que visualiza?"  Se ha convertido él en menos que humano? ¿Por qué es esto? Es su apariencia física? Su identidad ambigua? Su historia de vida poco común? No hay duda que Michael Jackson fue diferente. La pregunta es por qué esta "diferencia" ha incitado desprecio tan férvidamente y de abuso.

Una de las notables cualidades de la vida y obra de Jackson, sin embargo, es que se niega a comprometer su "diferencia". Él nunca se convierte en "normal" como el término está representado, por ejemplo, el alcalde de Valle Normal. Él no se ajusta a las expectativas. Más bien, él es fiel a sí mismo y hace alarde de su singularidad y polifacética identidad, a la frustración de aquellos que quisieran que quepa en los cuadros más predecibles. Sus diferencias, como señala Susan Fast, eran "impenetrable, incontenible, y crearon una enorme ansiedad. Por favor, Michael, se negro o blanco, o gay o heterosexual, padre o madre, padre de los niños, no un mismo niño, así por lo menos sabremos cómo dirigir nuestra liberal (in)tolerancia. Y tratar de no confundir todos los códigos al mismo tiempo. "

Incluso dos años después de su trágico fallecimiento, al parecer, muchas personas no saben qué hacer con Michael Jackson. Él se reduce, por tanto, a las etiquetas fáciles como "adicto a las drogas." Una imagen de su cuerpo sin vida es cruelmente pegada en los sitios de noticias. Ese comportamiento cruel, abusivo pasa por "normal"? Tal vez por eso Jackson eligió el medio gótico para luchar en respuesta. Era una manera de voltear las tablas, para representar simbólicamente al mundo que a menudo lo representaba a él como: monstruoso y grotesco. Sus "historias de terror" ciertamente no se pretende simplemente entretener.

"Freaks son llamados anormal/monstruoso/loco", observó el escritor James Baldwin, "y son tratados como son tratados - en su mayoría, abominablemente -. Porque son seres humanos que causan un eco muy en el fondo sobre nuestros terrores más profundos y deseos" Sin embargo, tanto como Jackson se convirtió en el imán simbólico sobre el que muchas de estas inquietudes culturales se proyectan, también fue una persona real, tratando de vivir su vida. Hacia el final de "It is scary", explica, "yo no soy lo que usted busca de mí", antes de revelar al oyente compasivo: "Pero si usted viene a ver / La verdad, la pureza / Está aquí dentro de un corazón solitario / Dejemos que empiece el performance"

Irónicamente, es en el "performance" de su arte que se encuentra "la verdad, la pureza." Aquí es donde se exorciza sus demonios, donde se transfunde su angustia en energía creativa. Aquí es donde las paredes bajan y la máscara se cae. Para el mundo exterior, puede ser un espectáculo, una caricatura, un monstruo, pero aquí, por último, dentro de su música, se desnuda su alma. Él es un ser humano.

La pregunta es: ¿Qué vemos?



Autor: Joe Vogue
Traducción: KatStefany


"¿Por qué no le dices a la gente que soy un estraterrestre de Marte. Diles que me alimento de gallinas vivas y que a madianoche hago una danza vudú. Van a creer cualquier cosa que les digas porque eres "periodista". Pero si yo Michael Jackson dijera `Soy un marciano, como gallinas vivas y hago una danza vudú todas las noches´, la gente diría `Oh vaya, ese Michael Jackson está "chiflado". Se ha vuelto completamente loco. No puedes creer una maldita palabra que salga de su boca"
....MJ a JRT, Sep 1995.